Javier Bermejo estudiará las secuelas cardíacas tras el SARS-CoV-2 con una ayuda de la F. Francisco Soria Melguizo

La directora del ISCIII, Raquel Yotti, junto a Javier Bermejo Thomas
viernes, 18 de diciembre de 2020

La Fundación Francisco Soria Melguizo ha destinado más de un millón de euros al impulso de la Investigación Biomédica de excelencia en España en 2020, a través de sus convocatorias de Ayudas a la Investigación Biomédica y del Premio Francisco Soria Melguizo que se entregaron en la tarde de ayer en Madrid, en un acto celebrado en la sede de la Real Academia Nacional de Medicina.

Uno de los proyectos de investigación que ha sido seleccionado está liderado por el subdirector científico del CIBERCV, el Dr. Javier Bermejo, y estudiará las secuelas cardíacas tras infección por SARS-CoV-2

El otro proyecto ha sido concedido a la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Universitario de Getafe y está liderado por el director científico del CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable, Leocadio Rodríguez Mañas. Estudiará "qué papel juegan la enfermedad y el estilo de vida en las alteraciones asociadas al propio proceso de envejecimiento, y qué papel juega en este punto la alteración de la mitocondria”, según explicó. Por su parte, el Premio Francisco Soria Melguizo se ha otorgado al Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, por su contribución al conocimiento en el campo de la Microbiología.

Con un importe de 450.000 euros, la ayuda que recibe el CIBERCV fue valorada por el Consejo Científico Asesor de la Fundación Francisco Soria Melguizo especialmente por “el alcance predictivo que el resultado de la investigación tendría sobre lo que se estima que puede constituir un importante problema de salud derivado de la infección por SARS-CoV-2, así como el carácter traslacional de dichos resultados en cuanto contribuyan al diagnóstico y la terapia de las secuelas cardiovasculares derivadas de la citada infección”.

En su intervención, el Dr. Bermejo agradeció la ayuda concedida, y recordó que “el componente cardiovascular juega un papel muy importante en la COVID-19, cuyas consecuencias finales todavía desconocemos, siendo a la vez factor de riesgo, y determinante en el pronóstico y en el desarrollo posterior de secuelas”. Por ello, el proyecto seleccionado, que se hará sobre cohortes de estudio que incluyen más de 400 pacientes que pasaron la COVID-19 en la primera ola de la pandemia, se centra en investigar las secuelas de la enfermedad por SARS-CoV-2 en el corazón dependiendo de la intensidad de la infección. En el proyecto participan también los grupos liderados por Marina Pollán en el CIBERESP y por Antonio Torres en el CIBERES.

El presidente de la Fundación Francisco Soria Melguizo, Francisco Javier Ramiro, destacó en su intervención que con estas iniciativas “la Fundación pretende impulsar el avance del conocimiento biomédico mediante el apoyo a investigaciones de excelencia e innovadoras que puedan contribuir en la lucha contra problemas de salud de la máxima relevancia y que tengan alto impacto social”. 

Más información