Estudiarán la predisposición genética al riesgo coronario como elemento pronóstico de gravedad en COVID-19

IMIM | viernes, 4 de septiembre de 2020

Investigadores del CIBERCV en el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y la Universitat de Girona/IDIBGI lideran el proyecto CARGENCORS (CARdiovascular GENetic risc score for Risk Stratification of patients positive for SAR-Cov-2 (COvid19) virus), que ha sido seleccionado por el comité evaluador del FONDO SUPERA COVID-19 otorgado por la asociación CRUE Universidades Españolas, el CSIC y el Banco Santander

El proyecto CARGENCORS es uno de los 12 seleccionados y el que recibirá la segunda dotación económica más elevada, con 250.000 euros. Será coordinado por Jaume Marrugat, jefe de grupo del CIBERCV en el IMIM-Hospital del Mar y participan investigadores de su grupo, así como el jefe de grupo Roberto Elosua, junto a investigadores del CIBERFES y CIBERESP también del IMIM-Hospital del Mar. Trabajarán en el proyecto, asimismo, investigadores del grupo que lidera Ramon Brugada en la Universitat de Girona - Hospital Josep Trueta-IDIBGI, del IDIAP-Jordi Gol y de la Universitat de Vic. También están interesados la empresa Gen inCode y diversos centros médicos de los Estados Unidos, el Mount Sinai Hospital, la universidad Weill Cornell Medicine y el Columbian Presbyterian Hospital, los tres de Nueva York, y la Indiana University School of Medicine.

Análisis de 3.000 pacientes

El estudio se basa en el hecho que los coronavirus afectan al sistema cardiovascular y a que diversos estudios apuntan a niveles de mortalidad más elevados en pacientes con COVID-19 que presentaban factores de riesgo cardiovascular previos. El proyecto se realizará a partir del análisis de las muestras y la información clínica de un millar y medio de pacientes que hayan ingresado en el Hospital del Mar de Barcelona, y de un millar de pacientes gerundenses que hayan tenido infección por coronavirus SARS-CoV-2, una parte de los cuales atendidos en el Hospital Universitari de Girona Dr. Josep Trueta y por los centros de atención primaria del ICS Girona sin necesidad de ingreso hospitalario (el IDIAPJGol Girona se hará cargo de la detección y seguimiento de estos casos).

Las muestras de estos 3.000 pacientes serán procesadas en el Centre de Genètica Cardiovascular de la Universitat de Girona / Institut d'Investigació Biomèdica de Girona (IDIBGI), con unos paneles genéticos, especialmente diseñados por parte de los investigadores UdG / IDIBGI, que analizarán las variables genéticas asociadas a la enfermedad cardiovascular, riesgo de inflamación y riesgo de trombosis. Los resultados que se obtengan serán analizados por los investigadores del IMIM.

Jaume Marrugat, jefe del grupo REGICOR del IMIM, investigador principal del estudio y director del Programa de Epidemiología Cardiovascular del CIBERCV, destaca que el proyecto analizará si se puede utilizar la predisposición genética al riesgo coronario como un elemento pronóstico de gravedad en pacientes con COVID-19. Para hacerlo "analizaremos un conjunto de 50 variantes genéticas relacionadas con la inflamación, la trombosis y la expresión de la vía del receptor ACE2, que identifican a pacientes predispuestos a la respuesta hiperinflamatoria durante la infección provocada por el coronavirus SARS-CoV-2", explica.

El Dr. Marrugat confía que "estos descubrimientos tendrían que permitir una estratificación del riesgo de pacientes mejorada y, a la vez, una mejor identificación del, aproximadamente, 10% de la población con riesgo de desarrollar las formas más graves de la COVID-19". En caso de demostrarse esta relación, se dispondría de una herramienta útil para preveer qué pacientes pueden tener un peor pronóstico. También para elaborar protocolos adaptados a esta realidad y para priorizar en las campañas de vacunación, cuando se disponga de la vacuna, a los grupos de población más vulnerables.

Los investigadores confían que los resultados de su trabajo sirvan para complementar los criterios de las medidas de salud pública como el confinamiento o la cuarantena, así como avanzar en la atención preventiva a los pacientes con más riesgo de complicaciones en caso de infección por COVID-19.

El FONDO SUPERA COVID-19 tiene una dotación de 8,5 millones de euros para financiar proyectos en diversos ámbitos con el objetivo de minimizar el impacto de la actual pandemia, con tres líneas prioritarias: la investigación aplicada; proyectos de impacto y rentabilidad social; y fortalecimiento de la capacidad TIC del sistema universitario del Estado.