Existimos para tratar de disminuir el impacto de las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo el principal enemigo de la salud humana

El director científico del CIBERCV, Francisco Fernández Avilés
CIBER | miércoles, 2 de agosto de 2017

El Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) nació a principios de 2017 con el propósito de contribuir a reducir el impacto de estas enfermedades, liderando la investigación, la innovación y la formación en esta disciplina dentro del marco nacional e internacional. El CIBERCV aglutina a más de 480 científicos pertenecientes a 40 grupos de investigación de excelencia distribuidos en la práctica totalidad del territorio nacional, con una presencia muy fuerte del Sistema Nacional de Salud, a la que se añaden los principales Institutos de Investigación Sanitaria, Universidades y Centros de Investigación. Francisco Fernández-Avilés es su director científico.

-Ha asumido la responsabilidad de la dirección científica del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares en estos primeros compases de su trayectoria. ¿Qué retos se marca como director científico del CIBERCV?

-Existimos para tratar de disminuir el impacto de las enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo el principal enemigo de la salud humana. En España la mortalidad cardiovascular representa el 29,66% del total de muertes, por encima del cáncer (27,86%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%) (Fuente Instituto Nacional de estadística, 2016).  Estos porcentajes son similares en otros países de nuestro entorno socio-económico y se están extendiendo globalmente de forma epidémica: en cualquier lugar del mundo la patología cardiovascular superará pronto a cualquier otra amenaza de la salud, natural o provocada por la humanidad, desde el hambre hasta las guerras, desde las enfermedades infecciosas a los accidentes de tráfico.

La esencia de esta epidemia es el desconocimiento. Ignoramos todavía en gran medida los mecanismos moleculares y genéticos de hay detrás de la aparición y desarrollo de la inmensa mayoría de los problemas cardiovasculares, por lo que las terapias aplicadas hasta ahora, muy eficaces, han sido meramente paliativas, no curativas. Además, hay un enorme abismo entre los descubrimientos científicos y tecnológicos y su aplicación a la práctica cardiovascular. Finalmente, la aplicación clínica del conocimiento adquirido no siempre es adecuada, por exceso o por defecto.

Este triple eje de la ignorancia cardiovascular es nuestro principal desafío. Lo afrontaremos con un esfuerzo cooperativo en el doble ámbito de la investigación y de la formación de investigadores.  Desarrollando 4 programas de investigación centrados en las principales prioridades de la salud cardiovascular, un programa de formación dirigido a la captación y promoción del talento joven y un programa de internacionalización enfocado a aumentar nuestra influencia y nuestra capacidad de captación de fondos competitivos.

-¿Qué puede aportar el nuevo CIBERCV a la red de centros de investigación en Enfermedades Cardiovasculares que ya vienen funcionando en España? ¿Cómo puede contribuir a la excelencia de la investigación en el área cardiovascular que se hace en España?

-El sistema CIBER tiene una estructura y un modelo de funcionamiento que representa el salto cualitativo más trascendente que ha experimentado la investigación biomédica cooperativa en España en los últimos años, lo que complementa de forma muy satisfactoria los resultados ya prominentes de otras estructuras de investigación. Es un centro “sin ladrillos” con un soporte de gestión impecable y con personalidad jurídica, que integra, bajo el mismo paraguas, la excelencia investigadora del país en cada área temática y, cada año, tiene que rendir cuentas económicas y científicas, lo que determina la continuidad y permanencia de los grupos dentro del CIBER. O sea, un marco de excelencia y responsabilidad con herramientas de gestión muy eficaces que permite rentabilizar al máximo los escasos fondos existentes y participar, como centro único, en todo tipo de iniciativas, lo que es de particular interés para la participación en convocatorias internacionales (Horizon 2020 o NIH, por ejemplo) y la creación de alianzas a través de convenios con Administraciones, Universidades, Sociedades Científicas y Asociaciones de Pacientes, sector productivo, etc.

-¿Cuántos grupos de investigación componen esta nueva área temática del CIBER y cuál es su perfil?

-El CIBERCV incluye 40 grupos, con un total de 480 investigadores, distribuidos en la práctica totalidad del territorio nacional, con una presencia extraordinariamente fuerte del Sistema Nacional de Salud y de los principales Institutos de Investigación Sanitaria, junto con la participación, también significativa de las Universidades y Centros de Investigación. El gobierno de esta estructura se apoya en el Consejo Rector (a quien rinde cuentas) y en la Gerencia del CIBER, y descansa en la Dirección Científica del CIBERCV, que dispone de diversas herramientas de gestión y el asesoramiento de un Comité Científico que incluye a los responsables de los programas de investigación, internacionalización y formación, y de un Comité Asesor Externo, formado por científicos de la máxima relevancia a nivel internacional.

-¿Cuáles son los objetivos últimos del CIBERCV?

-El CIBERCV ha perfilado ya su plan de investigación que gira alrededor de dos programas longitudinales: Daño miocárdico y sus consecuencias sobre el desarrollo de arritmias y de insuficiencia cardíaca, y Patología arterial y estructural del corazón; y dos programas transversales: Epidemiología cardiovascular y factores de riesgo y Biomarcadores, imagen y medicina CV de precisión.

En este conjunto, que se desglosa en diversas líneas específicas, se dibujan los principales desafíos que plantea la patología cardiovascular y una metodología de abordaje científico, que va desde los estudios moleculares a la investigación en servicio de salud e innovación, con la finalidad última de obtener más salud cardiovascular personalizada, más prosperidad y mayor capacidad competitiva en el marco nacional e internacional de la ciencia biomédica.

-La captación y retención de talento joven como clave de futuro de la ciencia cardiovascular es una de las prioridades que se marcan, ¿cómo abordarán este objetivo?

-Como ya se ha comentado, la captación y promoción del talento joven nos obsesiona, cómo también lo hace la búsqueda de vocaciones en diferentes disciplinas. Queremos que los médicos jóvenes encuentren su futuro en la ciencia cardiovascular y que también lo hagan aquellos otros investigadores jóvenes que proceden de campos no médicos como la biología, la informática o la ingeniería, entre otros.

En un marco institucional y legislativo muy mejorable, el CIBERCV debe ser una herramienta fundamental para identificar, captar y retener a los mejores. Hemos contemplado y dotado específicamente este aspecto dentro de nuestra estructura y queremos que prácticamente la totalidad del presupuesto del CIBERCV se dedique a la contratación de personal. De hecho, en los primeros 6 meses ya hemos lanzado más de 50 contratos para investigadores en formación, hemos reforzado los contratos Jordi Soler-Soler heredados de la RIC y estamos buscando la forma de competir con éxito en Europa para esta finalidad. Sin embargo, somos conscientes de que estos primeros pasos son completamente insuficientes y que debemos desarrollar más esfuerzo e imaginación en este aspecto tan crucial de nuestra responsabilidad.

-¿Cuáles considera los grandes desafíos de la investigación en el área de las enfermedades cardiovasculares?

-El triple desafío de la ignorancia al que se ha hecho mención previamente se concreta en la necesidad de priorizar los principales componentes del fallo cardiovascular en un marco responsable, realista y excelente de precisión y personalización.

Faltaríamos a nuestra responsabilidad si nos dejásemos llevar por la fantasía o la curiosidad y pretendiésemos abordar problemas sin tener la capacidad suficiente para hacerlo; o que dirigiéramos nuestros esfuerzos hacia asuntos que no constituyen una verdadera prioridad de la salud cardiovascular en nuestro medio.

Sobre esta base, los desafíos que tiene que asumir el CIBERCV incluyen en primer lugar la necesidad de profundizar en los aspectos epidemiológicos que definan las principales amenazas que acechan a la salud cardiovascular de nuestra población y ayuden a conocer en qué medida el conocimiento adquirido está llegando adecuadamente o no a la ciudadanía a través de los servicios de salud. De esta forma, se concretarán las prioridades del plan científico y de formación del CIBERCV que tienen que integrar investigaciones moleculares, clínicas, tecnológicas y de servicios de salud en el marco que impone la medicina personalizada o de precisión. La medicina de precisión es sin ninguna duda el gran reto de las acciones de salud en la próxima décadas y se impone por la imparable sensibilidad social frente al hecho de la individualidad de las personas, con características genéticas, epigenéticas y situación socio-cultural, todo lo cual no está siempre bien recogido en las “recetas” poblacionales de las guía de actuación al uso. Este concepto dibuja la necesidad de desarrollar herramientas diagnósticas y terapias que integren en cada individuo el conocimiento genético, molecular y fisiológico. El esfuerzo de investigación, coordinación y transferencia que implica todo ello es descomunal. Para superar estos retos, estamos diseñando un plan estratégico que incluye la consecución de un ambicioso proyecto científico y formativo.

-El estudio del daño miocárdico y sus consecuencias es uno de los campos de trabajo en los que se focaliza el CIBERCV, ¿qué objetivos se marcan para la investigación en este campo?

-El propósito de este programa es coordinar las investigaciones básicas y clínicas destinadas a comprender y tratar el daño miocárdico y las consecuencias asociadas. Incluye todas las enfermedades causadas por trastornos genéticos o adquiridos del músculo cardíaco.

La investigación en este programa se organiza en tres líneas principales:

1- Cicatrización y remodelado. El objetivo de esta línea es aclarar los mecanismos moleculares, estructurales y funcionales de la cicatrización del tejido cardíaco y los procesos de remodelado auricular y ventricular. Los nuevos conocimientos generados servirán para desarrollar, evaluar y validar terapias avanzadas tanto en el entorno preclínico como en el entorno clínico.

2-Daño miocárdico de causa genética. El objetivo de esta línea es aumentar el conocimiento de las cardiomiopatías genéticas y canalopatías con el fin de mejorar la eficacia de los tratamientos actuales.

3- Insuficiencia cardiaca. El objetivo de esta línea es prevenir y tratar efectivamente la insuficiencia cardíaca con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente y reducir la incidencia de la enfermedad y los costos asociados al sistema de salud.

-Otro programa abarca la patología arterial, isquemia miocárdica y patología estructural del corazón, ¿cuáles son las prioridades de la investigación en estas áreas?

-Entendemos como patología estructural la que involucra a las paredes cardiovasculares fijas (tabiques, pared vascular) o móviles (válvulas). El Programa 2 se centra en las alteraciones que pueden causar muerte prematura o discapacidad, directa o indirectamente, por ruptura, disfunción, dilatación, obstrucción, anomalías congénitas, eventos tromboembólicos o infecciones.

La investigación en este programa se organiza en tres líneas principales:

1-Isquemia Miocárdica y Reperfusión. El objetivo de esta línea es reducir la pérdida de calidad de vida y el impacto social de la cardiopatía isquémica. Para ello se generan nuevos conocimientos que permitan prevenir la progresión de la placa coronaria aterotrombótica y reducir las complicaciones que implica sobre la isquemia miocárdica.

2-Enfermedades de la válvula aórtica. Los objetivos centrales de esta línea son identificar los mecanismos biomoleculares y biomecánicos que determinan la dilatación aórtica y las complicaciones asociadas. Para ello se desarrollarán métodos precisos para definir predictores de complicaciones y nuevas estrategias de tratamiento para mejorar la progresión de la enfermedad y la supervivencia.

3- Enfermedad valvular y cardiopatías congénitas. El objetivo de esta línea es aumentar el conocimiento de la etiología, fisiopatología e historia natural de la cardiopatía valvular y congénita. Para ello se identificarán predictores de eficacia, así como se mejorará el papel de las técnicas imagen en este entorno, con el objetivo final de diseñar estrategias terapéuticas para reducir la morbilidad.

-El tercer programa de investigación del CIBERCV se centra en la epidemiología cardiovascular y los factores de riesgo, ¿cómo puede contribuir esta línea a la prevención cardiovascular en España? ¿Qué estudios se llevarán a cabo al amparo de este programa?

-El Programa 3 ha sido diseñado con el objetivo de fortalecer la interacción entre los grupos clínicos, epidemiológicos y de investigación básica dentro del CIBERCV. El propósito del Programa sobre Epidemiología Cardiovascular y Factores de Riesgo es reducir el alto impacto en la sociedad de las enfermedades cardiovasculares y su carga económica en la atención sanitaria a través del estudio de los mecanismos que vinculan los factores de riesgo cardiovascular con las enfermedades graves, con la finalidad de poder así diseñar y monitorizar estrategias de prevención. Otro objetivo importante de este programa es el estudio de la adecuación del uso por parte del SNS del conocimiento científico y tecnológico adquirido y de las recomendaciones de las guías, analizando las diferencias respecto a otros países de nuestro entorno y en las diferentes Comunidades Autónomas de España.

La investigación en este programa se organiza en dos líneas:

1- Epidemiologia, cohortes, factores de riesgo y funciones de riesgo cardiovasculares. El objetivo de esta línea es determinar la carga de las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo en nuestra población. Para ello se desarrollarán o mejorarán las herramientas actuales para estimar el riesgo cardiovascular y se evaluará la efectividad de los tratamientos o intervenciones preventivas.

2- Estudios poblacionales y evaluación de la base genética/epigenética de rasgos cardiovasculares complejos. El objetivo de esta línea es desentrañar los mecanismos genéticos y epigenéticos relacionados con la cardiopatía isquémica y sus factores de riesgo, para finalmente identificar determinantes y moduladores de estos rasgos y mejorar las estrategias de prevención.

-Centran un cuarto programa de investigación en los biomarcadores moleculares y de imagen y la medicina cardiovascular de precisión, ¿cómo está posibilitando la tecnología el avance de la ciencia y la práctica clínica por esta vía?

-El propósito de este programa es coordinar las investigaciones básicas y clínicas dirigidas a investigar biomarcadores de sangre o de imágenes que no forman parte de la evaluación clínica rutinaria de los pacientes cardiovasculares, pero que pueden: 1) caracterizar la singularidad clínica y biológica de un paciente individual o de un grupo de pacientes que compartan un fenotipo dado, y 2) ayudar a tomar decisiones y modificar la atención clínica con un valor añadido con respecto a las pruebas diagnósticas estándar disponibles actualmente.

La investigación del presente programa se organiza en dos líneas de investigación:

1- Evaluación de biomarcadores conocidos con el objetivo de evaluar el desempeño de biomarcadores aislados o combinados ya descritos como herramientas para el fenotipado de pacientes con patologías cardiovasculares y que puedan servir para la estratificación o estimación del pronóstico de las condiciones de los pacientes o la respuesta personalizada a los tratamientos.

2-Identificación de nuevos biomarcadores con el objetivo de caracterizar candidatos a biomarcadores de circulación o de imagen que pueden ser potencialmente utilizados para el manejo clínico de pacientes con enfermedades cardiovasculares porque permiten realizar mediciones repetidas y eficaces con un tiempo de respuesta rápido costo razonable.

-¿Cómo abordará el CIBERCV el reto que supone la transferencia de conocimiento de los centros de investigación a la comunidad científica y asistencial?

-En el entorno biosanitario la transferencia de conocimiento a innovaciones se realiza a través de dos vías: (1) la mejora de las actuaciones en la práctica clínica y (2) la introducción de nuevos fármacos o dispositivos a través de la industria. El CIBERCV tiene planes específicos para potenciar cada una de esas dos vías, fomentando la transferencia del conocimiento a prácticas clínicas diarias y potenciando la constitución de start-up españolas capaces de llevar la innovación al sector industrial y retornar a la sociedad el enorme esfuerzo que hace invirtiendo en investigación. Concretamente, la Transferencia de Conocimiento es uno de los tres pilares fundamentales del programa de evaluación de los grupos de investigación el CIBERCV, el cual, junto con la evaluación del Aumento del Conocimiento y la Contribución al Trabajo Cooperativo, constituyen nuestro plan de actuación para mejorar la vida de los pacientes.

-¿Y a la sociedad en general?  ¿Cuál será la relación del CIBERCV con las asociaciones de pacientes?

-Trabajamos por y para la sociedad, por lo que no debemos perder la oportunidad de establecer vías de comunicación que nos permitan escuchar a los ciudadanos y ser escuchados por ellos, particularmente por los que, como damnificados, se han organizado para luchar contra la enfermedad.  En concreto, desde el CIBERCV estamos fomentando la interacción directa con asociaciones de pacientes como por ejemplo CardioAlianza, la cual engloba a las principales asociaciones de pacientes con patologías cardiovasculares de nuestro país. Además, un pilar importante de nuestro trabaja como entidad vertebradora de la investigación cardiovascular en España, es la difusión constante a través de los medios de comunicación, redes sociales, jornadas y cursos de todas nuestras actividades. Invito a todos, profesionales y pacientes, a seguir nuestras acciones tanto en la web cibercv.es como a través de twitter @CIBER_CV . Estos primeros pasos del CIBERCV están siendo muy emocionantes, y son solo el principio de un esfuerzo colectivo por conseguir que nuestra sociedad siga siendo una de las que mejor calidad y mayor esperanza de vida tiene en el mundo.