Pedro Luis Sánchez: "Nuestros resultados del estudio sobre resonancia magnética han sido tremendamente gratificantes"

Pedro Luis Sánchez, jefe de grupo del CIBERCV en el Hospital Universitario de Salamanca
CIBER | miércoles, 1 de agosto de 2018

El grupo del Doctor Sánchez ha medido el impacto asistencial, en la formación y en la investigación que ha tenido implantar la primera resonancia magnética que “un Servicio de Cardiología gestiona íntegramente en un hospital público del SNS con conclusiones satisfactorias”, indica. Además, colabora dentro del CIBERCV en líneas de trabajo sobre cardiotoxicidad, cardiopatía isquémica y estructural, imagen cardiaca, terapia celular, electrofisiología y estudios epidemiológicos.

-¿Cuáles son las principales líneas de investigación de su grupo?

- El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Salamanca cuenta con un grupo de investigación clínico. Como tal estamos involucrados en muchos trabajos colaborativos dentro del CIBERCV basados en estudios observacionales o ensayos clínicos con pacientes destacando las siguientes líneas: cardiotoxicidad, cardiopatía isquémica, cardiopatía estructural, imagen cardiaca, terapia celular, electrofisiología y estudios epidemiológicos.

-¿Cuáles son los principales proyectos de investigación que tienen en marcha en la actualidad?

- Actualmente estamos colaborando en aproximadamente 35 estudios clínicos. Destacan los estudios en infarto agudo de miocardio caracterizando el daño tisular y evaluando diferentes tratamientos como la terapia celular; estudios en cardiopatía estructural como la eficacia y efectividad del cierre de orejuela izquierda; estudios en electrofisiología como el significado de las taquicardias ventriculares no sostenidas en pacientes con desfibriladores; estudios de cardiotoxicidad y su identificación precoz con las nuevas técnicas de imagen y un estudio epidemiológico en la provincia de Salamanca para conocer la prevalencia de enfermedades cardiovasculares en la población que atendemos.

-¿Y el balance de las principales aportaciones de su actividad investigadora?

-Hemos colaborado modestamente en la valoración de la eficacia y seguridad de la utilización de dispositivos en el tratamiento percutáneo de diferentes cardiopatías estructurales; en la incorporación de nuevas técnicas diagnósticas de imagen cardiaca en la evaluación del daño miocárdico, enfermedad coronaria o su utilización durante los procedimientos intervencionistas; en la valoración del anciano oncológico e intentar mejorar su supervivencia cardiovascular tras tratamientos quimioterápicos cardiotóxicos y en los beneficios y seguridad de tratamientos biológicos como la terapia celular en pacientes con infarto agudo de miocardio.

-¿Qué ha supuesto para la trayectoria investigadora de su grupo el pertenecer a una estructura de investigación en red como el CIBERCV?

-El CIBERCV ha sido fundamental en el desarrollo investigador de nuestro grupo: nos permite colaborar con grupos de excelencia, nos permite realizar investigación traslacional, nos estimula constantemente en el deseo de aprender y mejorar en investigación, nos ayuda con la financiación de personal dedicado exclusivamente a la investigación en el Servicio y, nos compromete y fideliza.

-¿Cómo valora estos primeros meses de trabajo dentro del CIBERCV?

-Han sido difíciles. Hemos tenido que aprender a gestionar los recursos acorde a la normativa establecida por el CIBER. Hemos tenido que trabajar duro para mejorar la producción científica y captación competitiva. Hemos tenido que organizarnos internamente para intentar ser competitivos dentro de una estructura exigente.

-¿Cómo valora la colaboración con otros grupos del CIBER?

-Excelente. Creo que somos uno de los grupos del CIBERCV más activos en colaborar con otros grupos, en proyectos que en la gran mayoría de los casos no lideramos pero que entendemos como propios. Nuestra participación se nos antoja esencial para alcanzar los objetivos de los proyectos, en los que conseguir tamaños muestrales significativos es fundamental.

-Su grupo acaba de publicar en la Revista Española de Cardiología los resultados de un estudio sobre el impacto de la implantación de un equipo de resonancia magnética en un servicio de Cardiología de un hospital público, ¿en qué ha consistido este estudio y qué variables se han analizado?

-Es un estudio de investigación no al uso. Me refiero que cuantificamos muchas variables que habitualmente no se miden en la investigación tradicional. Hemos medido el impacto asistencial, en la formación y en la investigación que ha tenido implantar la primera resonancia magnética que un Servicio de Cardiología gestiona íntegramente en un hospital público del SNS. Los resultados de esta iniciativa han sido tremendamente gratificantes no sólo en la reducción en la lista de espera asistencial sino sobre todo en el cambio formativo, de procesos, e investigación que tener una resonancia propia ha dado lugar.

-¿Cuáles son las principales conclusiones de este trabajo?

-Los Servicios de Cardiología de grandes hospitales, los Servicios de Cardiología con pasión por la investigación deberían incorporar la resonancia magnética en su cartera de Servicio y gestionarla. Las posibilidades de atraer talento, financiación y producción científica se triplicaron en nuestro servicio durante los tres años de análisis.

-¿Qué importancia tienen este tipo de análisis de coste-efectividad de los equipamientos o servicios sanitarios públicos en la optimización de la asistencia sanitaria?

-Tienen gran importancia. Pero nosotros pensamos que estas iniciativas deben ir más allá del análisis de coste-efectividad; que también es clave. Como hemos señalado los cambios en la formación del Servicio, la ilusión generada, la nueva organización de procesos asistenciales, la captación de fondos competitivos para la investigación y la mejora en la producción científica deben también ser valorados en estos modelos innovadores.

-¿Qué papel puede jugar una estructura como el CIBER en el impulso de este tipo de análisis?

-En el CIBERCV están los mejores grupos de investigación cardiovascular del país. Muchos de ellos representados dentro de los grandes hospitales del SNS. El impulso de nuestra publicación dentro del CIBERCV y la réplica de este modelo dentro de los grupos del CIBERCV nos hará más competitivos en investigación tanto nacional como internacionalmente e incrementará sin lugar a dudas las sinergias y colaboraciones.