El CIBERCV debe ser un instrumento que nos permita promover nuestra investigación en círculos de influencia internacional

Lina Badimon, coordinadora del Programa de Relaciones Internacionales e Institucionales del CIBERCV
CIBER | viernes, 23 de marzo de 2018

El Programa de Relaciones Internacionales e Institucionales del CIBERCV trabaja codo con codo con las diversas áreas científicas promoviendo la colaboración con los principales centros de investigación del mundo, así como llevando adelante acciones específicas de promoción internacional de la investigación de CIBERCV. Lina Badimon es su coordinadora.


-¿Cómo valora en el contexto internacional la investigación que se hace en España en el campo de las Enfermedades Cardiovasculares?

-La investigación cardiovascular en España es de un alto nivel y podría ser muy superior sino sufriera de la crónica deficiencia en financiación. En relación al impacto socioeconómico que tienen las enfermedades del sistema vascular y de sus órganos diana que son la primera causa de mortalidad y morbilidad en la población, tenemos una inversión demasiado pobre. Si comparamos con la inversión que reciben países de nuestro entorno económico estamos francamente en peores condiciones. A pesar de ello y como prueba del trabajo, la resistencia y la vocación de los investigadores y clínicos españoles, tenemos unos resultados que son muy valorados en el contexto internacional.

-¿Qué papel debe jugar el CIBERCV en la promoción y la influencia internacional de los grupos de investigación españoles en el campo de las Enfermedades Cardiovasculares?

-El CIBERCV como organización de cohesión de la investigación cardiovascular en España debe ser un instrumento que nos permita de forma coordinada promover nuestra investigación en círculos de influencia internacional. Eso es lo que estamos iniciando a nivel primeramente europeo, para expandir un poco más tarde nuestro interés a nivel extra-continental.

-¿Cuáles cree que son los principales desafíos para fomentar una mayor promoción internacional de la investigación que se hace en el CIBERCV?

-Los desafíos son diversos pero a la vez una estrategia bien coordinada puede reducir su complejidad. Es difícil penetrar ámbitos que están bien liderados por países que como he dicho dedican mucha más financiación a nuestra misma actividad. Pero no es imposible, ya que hay grupos en nuestro CIBERCV con un bagaje internacional desarrollado que hemos de utilizar para aupar a grupos que no están todavía a ese nivel.

-¿Cuáles son los principales objetivos que se marca para ello el Programa de Relaciones Internacionales e Institucionales del CIBERCV?

-Vamos a iniciar nuestra andadura organizando varias actividades que tengan una audiencia internacional. Yo, como saben, soy la Responsable del Programa de Relaciones Internacionales e Institucionales de CIBERCV y voy a poner mi experiencia y las relaciones que he desarrollado en mis actividades internacionales al servicio del CIBERCV. Hemos empezado organizando un Workshop-Cardiology-CIBERCV dentro de un Congreso Internacional Europeo a celebrar en Barcelona en Mayo de 2018. Es el Congreso Anual de la European Society for Clinical Investigation. Nuestros investigadores han enviado aproximadamente 60 comunicaciones a este congreso y además hemos organizado conferencias con invitados nacionales y extranjeros. El objetivo es que nuestros investigadores jóvenes entren en contacto con jóvenes de otros países.

Otros abordajes incluyen estimular la participación en proyectos europeos. En este momento estamos organizándonos para poder dar cumplimiento a los “calls” que vayan apareciendo

-¿Cómo promueve el CIBERCV la colaboración entre sus grupos y grupos de otros centros de referencia a nivel internacional?

-Las colaboraciones surgen de un conocimiento previo, ya sea personal y/o a través de artículos previamente publicados que documenten una posible interacción. La realización de una actividad de alto nivel por miembros CIBERCV nos permitirá avanzar a grandes pasos en la integración de los miembros CIBERCV en consorcios y en grupos de trabajo internacionales. Nuestro objetivo en este año es abrir el CIBERCV a diversas instancias europeas.

-¿Qué apoyo ofrece el CIBERCV a sus grupos de cara convocatorias de financiación internacional?

-En el Comité de Internacionalización y con el Profesor Francisco Fernandez-Avilés, coordinador del CIBERCV, hemos barajado en diversas ocasiones varias opciones que están en este momento en análisis. De hecho tenemos claro nuestro objetivo de estimular la participación en proyectos europeos al igual que promocionar los objetivos de innovación y transferencia a nivel internacional. En este momento ya se considera positivamente en la evaluación anual de los grupos la participación en actividades internacionales.

-¿Qué papel debe jugar el CIBERCV en la preparación de nuevas convocatorias europeas sobre áreas prioritarias de investigación para sus grupos?

-El CIBERCV debe colaborar con organizaciones europeas como la Sociedad Europea de Cardiología, de la que soy Vicepresidenta Científica, y otras Sociedades Científicas, Fundaciones y organizaciones privadas para promocionar la investigación cardiovascular en los programas de la Unión Europea. Estamos en ello desde hace unos meses. La participación en la configuración de las propuestas que saldrán en el siguiente Programa de Investigación de la Unión Europea es importante y el Instituto Carlos III debe también apoyar esta iniciativa.

-¿Son coincidentes las necesidades de investigación en Enfermedades Cardiovasculares en España y Europa?

-Las necesidades de investigación en nuestra área son las mismas a nivel internacional, con pocas excepciones. La clínica cardiológica se rige por consensos de aplicación universal. Por ello nuestras estrategias deben confluir en líneas maestras con las necesidades generales, pero debemos ser protagonistas de las solicitudes que configuren el futuro en nuestra área.

-¿Qué papel están llamados a tener los investigadores del CIBERCV en la coordinación proyectos europeos?

-Como he mencionado anteriormente nuestro CIBERCV es de reciente creación. Iniciamos la andadura en 2017. Es por ello que toda la estrategia de internacionalización se está iniciando. Esperamos poder estar jugando en breve un papel activo en las nuevas iniciativas que se están desarrollando. Hay grupos punteros que son parte de CIBERCV que individualmente ya tienen o han tenido recientemente proyectos europeos. Lo que ahora y aquí pretendemos es establecer estrategias de participación de grupos a través de CIBERCV.

-¿Cómo puede afectar el BREXIT a la investigación europea en este campo?

-El Reino Unido es un país con una tradición científica espléndida y con muchísimos recursos públicos y privados para la financiación de la investigación. En este momento sus investigadores se llevan además una parte elevada de los recursos de los programas de la Unión Europea a sus centros. Es una lástima lo que ha ocurrido con el Brexit. No conozco ningún investigador ni clínico británico que esté de acuerdo con el Brexit. Veremos cómo van las negociaciones políticas en los próximos meses, para poder configurar mejor el escenario científico. Mi opinión es que, aunque no puedan llevarse financiación de los proyectos europeos, deberían poder participar como colaboradores en redes europeas de conocimiento.